Está aquí: Inicio La Parroquia Educación

La carretera panamericana

Esta majestuosa vía de comunicación es la que inyecta vida a todas las poblaciones que se levantan a sus orillas, es la que brinda la posibilidad de comunicación de intercambio comercial de la agitada actividad del trópico, con la pacífica vida de los Andes.
Junto a la Panamericana, los pueblo que están en esta ruta hacia el sur, tienen todos un sello singular que brota de sus manos.
Como un gran corredor,   la Panamericana se desliza entre valles,mesetas y páramos esquivando una y otra vez los abismos que se acercan hasta alcanzarlos, esta es la ruta que se equilibra milagrosamente en el borde mismo de las grandes profundidades en un insistente camino que se abre por llanos, quebradas y montañas.
Desde los páramos de PACHAMAMA es posible divisar, cuando el cielo esta despejado, el manto verde extendido sobre la costa ecuatoriana, es como si la naturaleza misma hubiera creado un balcón en medio de las gigantescas moles andinas, desde el cual los viajeros, unos nostálgicos y otros regocijados pueden admirar la majestuosidad del espacio.
Guasuntos es la cuna de gente valiente y decidida de hombres laboriosos que a diario se aferran a sus labores cotidianas para arrancar de la tierra los frutos de su trabajo.
Desde el cerro DUSTUNSHI y otros sectores, en un atardecer veraniego, es maravilloso divisar como el sol se funde con las montañas, las nubes y el basto cielo, dando un matiz rojo intenso como incitándonos a la reflexión de amarnos entre hermanos.
Muchos de nosotros, no nos percatamos de lo sobrecogedor que resulta contemplar la belleza de sus paisajes y la emoción que oprime la garganta al mirar las profundidades que se acercan hasta el borde mismo del camino, las tierras cultivadas, los paisajes y la gente sencilla, con un conjunto armonioso que dan vida. De un modo impresionante y majestuoso se aproxima un conjunto de casitas, fascinante urbe, como un panorama de constelaciones que en sus regazo lleva un mundo de encantos. El aire tibio que arrulla cual manto de caricias que parece ser el piano, de cuyo seno fluye la música del viento. Esta cuan al aire libre se llama GUASUNTOS que se encuentra ubicado en lo alto de un valle hermoso i indescriptible “LA MOYA”
 

Tenencia de la tierra.

En lo referente a la tenencia de la tierra, desde los albores de nuestra vida republicana, los agricultores de esta comarca, vivían la autogestión, obteniendo de esta manera las unidades de producción agropecuaria mediante compra o por transferencia de dominio en heredad. Aquí jamás existió el precarismo ni la huasicamía porque gracias al trabajo tesonero individual de sus hombres, hicieron se su tierra próspera y fecunda. Hoy como siempre, solo existen los arrimados y los aparceros.
La producción por hectárea, tanto de cereales como de tubérculos, varían notablemente debido a muchos factores: climáticos, ambientales, el manejo de los suelos, la falta de asistencia técnica, en donde hace falta también la transferencia de nuevas tecnologías y los créditos ágiles y oportunos.
¡Que bello y placentero es admirar este paisaje andino. Si recorriéramos la mirada al

contorno de la Hoya del Chachán, seguro nos deleitaremos a al contemplar la majestuosidad de este pequeño universo, cuyas cúspides parecen levantar sus imaginarias manos, como pidiendo al “TODO PODEROSO”, la reconciliación entre los indios y mestizos. En esta soledad andina, el canto de la perdiz, nos arrulla en coro con el silbido del viento y la suave melodía de la Quipa y la Bocina, haciéndose uno, auto presa del dolor en su destino. Para el indio de este paraje, no hay esperanza, no hay futuro, solo una aflicción y muerte.
Estos melodiosos instrumentos, incentivan al indio a poner ÑEQUE en sus venas, para poder arrancar de las entrañas de la tierra el sustento diario para la supervivencia de él y su familia.
En este sector andino, aún existe el trabajo comunitario; es decir la MINGAS que consisten como ellos dicen, en darse la mano amiga, para luego retribuir de cualquier forma, cuando la otra parte lo necesite.
Este valiente grupo de laboriosos campesinos en plena faena agrícola, paralizan sus actividades a la una o dos de la tarde para servirse el almuerzo, que consiste en el CARIUCHO (papas cocidas con cáscara) o mote con habas, pero con un exquisito CHIRIUCHO acompañado de una bebida, la CHICHA DE JORA ¡Que pobre de esta ración alimenticia! Sin embargo tiene que rendir en el trabajo. Si la faena sea esta, siembra desnabe o cosecha, no se la va a terminar en el día, el propietario del cultivo, por medio del ALHUACANA o jefe del grupo lo que ellos llamas “LA FUERZA” que consiste en aguardiente, el mismo que al ser ingerido, va concentrándose en su sangre sumisa pero rebelde, rebeldía que la heredamos de nuestros antepasados y sumisos
porque aún existen seres humanos rezagados y marginados por la sociedad. Por éste y por muchos motivos más, hago hincapié en que esos valores humanos deben ser tomados en consideración urgente, porque son seres que mucho nos dan y poco o nada reciben.
El sector rural, es la base de la subsistencia de la población ecuatoriana, en el habitan uno de cada dos ecuatorianos, ahí es donde se producen los alimentos básicos para la población humana. Sin embargo afronta graves problemas de producción y de productividad. Crítica es la situación de los pequeños agricultores de los campesinos, de los minifundistas, de las comunidades indígenas y de la población rural sin tierras, ellos viven en las más grande pobreza, la desnutrición y el abandono
 

logo_10_tramites.jpglogo_1_ambiente.jpglogo_3-conagopare_n.jpglogo_4_cfn.jpglogo_5_turismo.jpglogo_6_alausi.jpglogo_7_GADP_chimborazo.jpglogo_8_presidencia.jpglogo_9_sercop.jpg
Está aquí: Inicio La Parroquia Educación
Gobierno Parroquial Guasuntos.
Dirección: Guayaquil 940  y Torcuato Montalvo
Teléfonos: (+593)3 2330 215
Alsusí - Chimborazo - Ecuador.